Implementación y beneficios del Marketing Uno a Uno

El Marketing uno a uno es una estrategia que viene siendo empleada desde hace unos años. Permite, entre otras cosas, contar con un enfoque en el cliente, a diferencia del marketing de masas en el que se tiene un enfoque en el producto.

Para emplear esta estrategia la empresa debe comenzar preguntándose: ¿qué tanto conoce a sus clientes? Si bien, para el marketing uno a uno es indispensable contar con una base de datos de los clientes, es de vital importancia que la información con la que se cuenta sea de calidad, valiosa y esté en constante actualización. Para ello, es necesario determinar qué información necesita la empresa sobre sus clientes.

Por ejemplo, muchas cadenas de supermercados emplean la estrategia de marketing uno a uno para saber qué ofertas y qué información hacer llegar individualmente a cada uno de sus clientes. Esto se logra en base a la información recaudada a través del registro de sus compras.

Por consiguiente: ¿en qué consiste una estrategia de marketing uno a uno?

  1. Conocer los objetivos de la empresa.
  2. Identificar los datos e información requeridos por la empresa para conocer a sus clientes y poder desarrollar estrategias para cada uno.
  3. Registrar, almacenar y actualizar los datos de los clientes en una base de datos.
  4. Analizar la información obtenida de los clientes, identificando las necesidades de cada uno.
  5. Plantear las estrategias que permitan generar una relación con el cliente y lograr su satisfacción en el corto plazo, y la fidelización en el largo.

Los beneficios que trae consigo una estrategia de marketing uno a uno son muchos, entre los principales tenemos:

  1. Conocer al cliente.
  2. Introducir la voz del cliente en la empresa.
  3. Diferenciarse de la competencia, adaptando los productos o servicios a las necesidades de cada cliente.
  4. Lograr alcanzar o superar las expectativas de los clientes.
  5. Generar interacción con el cliente, mayor involucramiento.
  6. Rentabilizar los esfuerzos realizados, aminorando los riesgos al fracaso.

En conclusión, el marketing uno a uno puede ser muy beneficioso para las empresas, sin embargo, su éxito no depende exclusivamente de una buena base de datos, el éxito del marketing uno a uno depende de las estrategias que se planteen a partir de la información obtenida de cada cliente. Los esfuerzos realizados deben ser renovados constantemente para que no dejen de ser valiosos para los clientes. Adicionalmente, se debe considerar que para enfocar los esfuerzos se debe analizar el valor de cada cliente, es decir, el valor que cada uno aporta a la empresa.

Elaborado por:

Samantha Diaz Vaisman

Coordinadora de Marketing de Ciclus Group

Conocer al cliente, paso fundamental en marketing

Actualmente, el concepto de Marketing, pieza indispensable para las empresas, ha sido definido por varios expertos. Según Philip Kotler consiste en un proceso administrativo y social gracias al cual determinados grupos o individuos obtienen lo que necesitan o desean a través del intercambio de productos o servicios. Según la American Marketing Asociation (AMA) el marketing es una forma de organizar un conjunto de acciones y procesos a la hora de crear un producto “para crear, comunicar y entregar valor a los clientes, y para manejar las relaciones” y su finalidad es beneficiar a la organización satisfaciendo a los clientes.

Como se puede observar, en ambas definiciones hay un factor común: “el cliente”, es por ello que es importante que las empresas dediquen esfuerzos en conocerlo, ya que es la única manera en la que pueden realizar un trabajo adecuado en marketing en las distintas estrategias de:

  1. Desarrollo de productos
  2. Definición de canales de comunicación
  3. Definición de canales de distribución
  4. Determinación de precios
  5. Determinación de estrategias de promoción
  6. Otros.

Para conocer mejor a los clientes de la empresa, existen un conjunto de esfuerzos a realizar, entre ellos tenemos:

  1. Registrar adecuadamente los datos de los clientes adecuadamente
  2. Registrar los consumos y/o compras de los clientes
  3. Registrar la frecuencia de compra
  4. Medir la satisfacción del cliente a través de encuestas
  5. Realizar encuestas de calidad del servicio
  6. Analizar los resultados de las encuestas realizadas
  7. Realizar seguimiento a cada cliente
  8. Recaudar y registrar la información obtenida por la fuerza de ventas

En conclusión, para poder plantear estrategias de marketing es indispensable conocer al cliente. Existen diversas formas de hacerlo, las cuales varían de acuerdo a los objetivos de cada empresa. Sin embargo, si no se registra y actualiza la información de cada cliente es difícil conocer sus hábitos, sus necesidades y expectativas, y por ende, realizar los esfuerzos de marketing apropiados y adecuados para cada cliente.

Elaborado por:

Samantha Diaz Vaisman

Coordinadora de Marketing de Ciclus Group

A %d blogueros les gusta esto: